Robot aspirador: 7 trucos para sacarle el máximo provecho

El robot aspirador es uno de los electrodomésticos del hogar más amado. No es para menos: lo único que hay que hacer es programarlo para tachar una tarea doméstica de la lista. La tecnología a veces es la mejor amiga de la humanidad ¿o no?

Los primeros modelos de robot aspirador que salieron al mercado en 1966 tenían algunas fallas. Por ejemplo, al chocar con objetos o paredes se detenían o dejaban pequeñas áreas sin limpiar. O sea que al final una no evitaba tener que pasar la aspiradora, aunque fuera en esas esquinas (que aprendimos a odiar).

En la actualidad, ya existen hasta modelos que usan inteligencia artificial avanzada. Esta les permite reconocer los objetos a su alrededor y evadir el riesgo de quedarse atascados con cables o piezas de ropa. También hay algunos que escanean la casa para tener un “plano” del hogar y así confirmar que no les faltó un punto por el que pasar. Gracias a esas mejoras significativas desde hace un tiempo que son uno de los electrodomésticos más vendidos en tiendas y por Internet.

Cómo sacarle el máximo partido a tu robot aspirador

Como ya hemos comentado, el robot aspirador hace casi todo el trabajo solo. Pero incluso así hay algunos trucos que puedes aplicar para usarlo que te van a permitir sacarle el máximo provecho a este aparato.

Elegir el modelo que mejor se adapte a la casa

Cada casa es un mundo y por eso es importante tener en cuenta las características del hogar antes de comprar un robot aspirador. No se trata de comprarse el modelo con más programas o funciones, sino el que se adapte a la dimensión, el tipo de suelo, el uso que se le quiera dar o si hay mascotas.

Una casa más grande determina que se busque un modelo cuyo depósito sea mayor. En el caso de tener mascotas, se requiere un aparato con una potencia de succión suficiente para aspirar los pelos que sueltan. Del mismo modo que antes de comprar un colchón se piensa en qué necesita la espalda, esto es igual de importante para llevarse un robot aspirador que vaya a cumplir con su función.

Programar el robot aspirador para la hora de la siesta o cuando no estás en casa

Dos de las ventajas del robot aspirador es que es silencioso en comparación con las aspiradoras tradicionales y se puede programar. Es decir, que no necesita la supervisión de nadie para cumplir con su función. Por eso, un buen truco para sacarle el máximo provecho es activarlo en momentos en los que no se está en casa.

Una opción es hacerlo durante la hora de la siesta. En ese caso, se está en casa pero al estar tumbada no se es un obstáculo para el electrodoméstico. La otra posibilidad es que directamente se programe el momento de limpieza cuando se está en el trabajo, se tiene una cita con el médico o una quedada con amigos.

Mantener los suelos sin objetos molestos

Como ya hemos comentado, las capacidades del robot aspirador son cada vez mejores. Pero aún así es recomendable evitar que haya objetos en el suelo que dificulten su tarea. Los obstáculos que más suelen entorpecer su función son los estrechos y pequeños, porque son con los que se puede atascar. Por ejemplo, ropa interior, calcetines, flecos o cables.

Por otro lado, los golpes pueden provocarle a la larga problemas en su funcionamiento. Así que también es aconsejable recoger primero todos los objetos con los que se pueda chocar, como juguetes, zapatos o ropa.

Preparar el terreno

Además de lo que mencionamos en el punto anterior, es necesario que se tenga en cuenta la ubicación del mobiliario para facilitar el trabajo del robot aspirador. Por ejemplo, colocar las sillas encima de la mesa para reducir los obstáculos. También se pueden elevar con cuñas aquellos muebles que son un poco bajitos para que el aparato pueda pasar por debajo, como la mesa de la sala de estar o una auxiliar.

Lee también: Pasos para limpiar la casa a fondo

Cuidar la batería

Al haber muchos modelos diferentes, dar una guía de cuidados particular es difícil. Pero sobre todo hay que fijarse bien en las instrucciones del fabricante en cuanto al cuidado de la batería.

Hay que vigilar el tiempo para la primera carga de la batería. Luego, si no se usa el robot aspirador de forma diaria, lo mejor es retirarla una vez está totalmente cargada y volverla a poner cuando se vaya a utilizar. Es una forma de alargar la vida útil del electrodoméstico.

Sin embargo, cuando se ve que empieza a durar menos la batería lo mejor es reemplazarla por una nueva. Para optimizar la carga, hay que extraer primero las escobillas. El proceso será más sencillo para el aparato y más rápido.

Limpiar de forma regular el robot aspirador

Hay que lavar frecuentemente todos los componentes del robot aspirador. Los cepillos y filtros por una cuestión higiénica: si no se hace, cada vez va a limpiar menos el suelo. Para hacerlo hay que separar estos componentes del aparato previamente y asegurarse de que estén secos antes de volver a ponerlos.

Una herramienta sencilla y práctica para llevar a cabo la limpieza es un cepillo de dientes. Sirve para llegar a todos los recovecos, es económico y fácil de encontrar.

Por otro lado, hay que retirar pelusas, basuritas y pelos periódicamente de las ruedas y los sensores. Si no se hace, el funcionamiento del aparato no va a ser igual de óptimo. Finalmente, es mejor vaciar el depósito de suciedad cada vez que se emplea para evitar bloqueos o atascos.

Establecer barreras virtuales

El robot aspirador cuenta con sensores que sirven para detectar obstáculos y también establecer áreas prohibidas dentro del hogar. En algunos modelos se incorporan unas cintas que son las que ayudan a delimitar esas zonas de la casa para que el aparato no las traspase. En otros casos, se puede programar para que no ingresen en ellas sin la necesidad de tener que mantener las puertas cerradas.

En cualquier caso, esta opción es muy eficaz si alguna zona del hogar puede resultar dificultosa de limpiar para el robot aspirador. Ya sea porque son escaleras y se puede caer, como si se trata de una zona en la que hay muchos objetos como un trastero.

Source link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *