Cómo fortalecer el suelo pélvico

El suelo pélvico es muy importante para las mujeres. Sin embargo, muchas desconocen este dato tan relevante. En sí, este es un conjunto de ligamentos y músculos antigravitatorios, localizados en la base de la pelvis. Su finalidad es la de mantener los órganos pélvicos, es decir, uretra y vejiga, útero y vagina y el recto, en la posición correcta para que trabajen adecuadamente. De lo contrario, las mujeres pueden padecer problemas de incontinencia anal y urinaria. Igualmente, complicaciones en el aparato reproductor y digestivo, dado que no consigue sostenerlo bien. Para prevenir este tipo de problemas, se pueden realizar ejercicios para fortalecer el suelo pélvico.

5 formas de fortalecer el suelo pélvico

Si hay algo bueno que ha traído el confinamiento consigo es el tener más tiempo para nosotras mismas. Este lo podemos emplear en informarnos sobre cosas que son importantes para nuestra salud. Una de ellas es el caso de cómo fortalecer el suelo pélvico, algo que solo el 30% de las mujeres hace.

El hecho de que el suelo pélvico esté tonificado y funcione correctamente evita dolores lumbares, la caída de los órganos intraabdominales (prolapso), la incontinencia urinaria, ya sea abundante o leve, y hasta disfunciones sexuales. Debido a estas, puede darse la situación de que no sientas orgasmos y/o que padezcas dolor cuando mantengas relaciones íntimas.

Debes saber que el embarazo, el parto, el postparto, la menopausia y la vejez son factores que pueden afectar tu suelo pélvico generando sequedad vaginal y atrofia. Igualmente, el estreñimiento crónico o los deportes que son de alto impacto.

Cuanto antes comiences a fortalecer el suelo pélvico, mejor será para tu salud. Es más, incluso se puede iniciar a trabajar esta zona desde edades más jóvenes. Si se educase más sobre la sexualidad femenina, te darías cuenta que es una parte que se activa de manera involuntaria con acciones diarias. Una de ellas puede ser levantar peso, por ejemplo.

Ahora que ya conoces esta información, te presentamos algunas maneras de fortalecer el suelo pélvico.

1. Bolas chinas

Aunque muchas personas piensan que las bolas chinas son un mero juguete sexual, debes saber que son ideales para el fortalecimiento del suelo pélvico. Tanto es así que muchos médicos le recomiendan a las mujeres que acaban de tener familia que las usen. Y es que estas ayudan a que el suelo pélvico vuelva a su lugar. Además de ello, son muy aconsejables para las chicas que tienden a contraer el músculo antes de un encuentro íntimo. También sirven para prevenir la incontinencia urinaria, siempre que sea leve.

En sí, las bolas no son un vibrador. Estas son unas pesas que se introducen en la vagina. Al tonificar los músculos de esta zona y dejarlos más fortalecidos, esto hace que las mujeres sientan más placer en sus relaciones sexuales, en parte también porque favorecen la lubricación. Aquí podrás encontrar buenas bolas chinas para reforzar el suelo pélvico.

Cabe destacar que las bolas chinas también reciben el nombre de ben wa  o bolas de geisha. La leyenda cuenta que desde hace siglos las geishas de Japón ya las utilizaban para poder llegar al orgasmo.

2. Ejercicios de Kegel

Este tipo de ejercicios lo pueden realizar tanto los hombres como las mujeres. Los mismos están indicados para fortificar los músculos de la vegija, del útero, del intestino y el recto.

Las personas que padecen de escoliosis, sobrepeso o incontinencia, tienen en los ejercicios de Kegel un gran aliado para mejorar su condición. Asimismo, los hombres después de ser operados de la próstata o si presentan problemas de disfunción eréctil. En el caso de las chicas, esta actividad es fantástica para el periodo de la menopausia o si están embarazas. Es más, cuando el ginecólogo Arnold Kegel inventó estos ejercicios, lo hizo pensando en las embarazadas. Esto se debe a que durante la gestación, a causa del peso del bebé sobre la vejiga, las madres sufren molestias, y los músculos de su suelo pélvico se ven debilitados, pudiendo llegar a tener pérdidas de orina al toser o reírse, por ejemplo.

En sí, estas actividades consisten en activar la zona del periné haciendo contracciones rápidas y lentas.

Un ejercicio Kegel puede ser el de apretar los músculos y empujarlos para arriba en un momento del día en el que estés calmada. Contráelos por cinco segundos y luego relájalos por el mismo tiempo. Realiza esta serie 10 veces.

Poco a poco, ve incrementando el tiempo de contracción y relajación. Esto hará que tu musculatura se haga más fuerte.

3. Detén la orina

Cuando vayas al baño, para la orina antes de acabar. Si haces esto, notarás que los músculos del recto, la vejiga y la vagina se ponen firmes. Cuando sientas los músculos, vuelve a hacer pis de manera lenta hasta terminar.

4. Pilates

Esta modalidad deportiva también es realmente buena para fortalecer el suelo pélvico. No obstante, si vas a realizar esta actividad con esta intención, antes de ello, consulta a un fisioterapeuta para que verifique cómo está tu musculatura vaginal y te diga cuáles son los ejercicios más recomendados para tu caso.

5. Gimnasia abdominal hipopresiva

Si te decantas por hacer estos ejercicios, que presentan cierta complejidad, lo mejor es que los realices bajo la mirada de un entrenador para estar segura de que la apnea respiratoria la ejecutas correctamente. La gimnasia abdominal hipopresiva, además de tonificar el suelo pélvico, también beneficia la mejoría de los músculos del abdomen y ayuda a que las vísceras vuelvan a su lugar cuando se han debilitado.

La autoexploración genital es fundamental para que conozcas tu propio cuerpo. Empieza a conectar con tu suelo pélvico observándolo en el espejo y habla de este asunto con las mujeres de tu entorno para ayudar a que ellas también se beneficien de las ventajas que reporta fortalecer el suelo pélvico. En caso de que tengas dudas, busca el asesoramiento de un profesional.

Source link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *